Lavavajillas como funciona

aprende como funciona un lavavajillas por dentro

En resumidas cuentas, un lavavajillas funciona como un robot recibiendo platos sucios y devolviendo platos limpios. Se nutre de agua y detergente para poder realizar los procesos, y consumo electricidad para tener la energía suficiente.

En realidad, los lavavajillas se han convertido en un aliado estupendo en nuestros hogares, y en una herramienta totalmente imprescindible en la hostelería. Hace unas décadas cualquiera hubiera soñado que podría librarse de la enfarragosa tarea de limpiar la vajilla y los cubiertos, y ahora es posible. Y nos hemos acostumbrado tanto que ni nos planteamos un lavavajillas como funciona. Nosotros te lo explicamos:

Como funciona un lavavajillas

Para comprender como funciona un lavavajillas, hay que diseccionar en pequeñas partes todos los procesos que lleva a cabo. Si lo vemos en orden, se podrían enunciar de la siguiente manera:

  1. Coge agua
  2. Calienta el agua
  3. Toma detergente del dosificador
  4. Echa agua a la vajilla mediante sus brazos rociadores para lavarlos
  5. Desagua el agua sucia
  6. Sigue rociando más agua para enjuagar la vajilla
  7. Vuelve a desaguar
  8. Sopla aire caliente para secar los artículos del interior

Todo este ciclo de lavado está configurado de antemano en nuestro lavaplatos, por lo que nosotros solo debemos elegir qué programa debemos seleccionar y el electrodoméstico hará el resto por nosotros. Los lavavajillas modernos cuentan con un sistema de monitorización constante, que es capaz de detectar en qué fase del lavado se encuentra el aparato, y de identificar cualquier avería que surja.

Mediante los temporizadores regulan la duración de cada parte del ciclo, además del proceso completo del lavado. Diferentes sensores permiten al lavavasos calentar el agua y el aire a las temperaturas deseadas. Existen también sensores para saber cuándo el lavavajillas está lleno y es necesario comenzar con el desagüe. Y los modelos más modernos, incluso tienen sensores del nivel de transparencia del agua desaguada, para saber cuándo la vajilla está suficientemente limpia.

Tenemos la visión de que los lavavajillas son herméticos y se llenan completamente de agua, y que si abriéramos la puerta, nuestra cocina se inundaría. Sin embargo, esto no es totalmente cierto, ya que por dentro del lavavajillas solo se llena un recipiente que está situado en la parte de abajo, que es donde se calienta hasta 70 grados centígrados, y se combina con el detergente para poder limpiar con efectividad. 

Y ese recipiente, es desde donde se introduce en los brazos rociadores mediante la acción de una bomba de agua, y acaba siendo proyectada hacia los platos y demás artículos que hay dentro del lavavajillas. La punta de estos brazos rociadores es muy pequeña, con lo que se consigue que el agua se proyecte con mucha presión, consiguiendo así un lavado eficiente. Además, gracias a esta fuerza con la que sale disparada el agua, los brazos rociadores comienzan a girar.

Una parte importante del lavavajillas, a la que se suele prestar poca atención y genera muchas llamadas a servicios de reparacion lavavajillas, es el filtro. Este componente es una parte vital que evita que los restos de comida y vajilla rota, acaben obstruyendo el lavavajillas. Hace de barrera de defensa, por ello es por lo que se recomienda una limpieza frecuente del filtro.

lavavajillas como funcionaHemos comentado anteriormente la existencia de una bomba de agua que lleva el agua hacia los brazos rociadores. Pero existe una segunda bomba que se ocupa de llevar el agua fuera del aparato, que es la bomba de desagüe. Normalmente expulsa el agua hacia debajo del fregador o primeramente hacia un triturador de basura, aunque es poco frecuente.

Y finalmente, existe un paso opcional para el final de los ciclos de lavado, que es el secado. En esta etapa se calienta aire mediante un calefactor dentro del lavavajillas, para soplarlo contra los platos y ayudar a que se sequen. Muchas personas deciden no realizar este último paso en su ciclo de lavado, debido a que genera un gran consumo de energía. Dejar la puerta abierta al final del ciclo y esperar a que se sequen de manera natural, es una opción más ecológica, que te recomendamos desde Reparator.

Ciertamente es fácil comprender un lavavajillas como funciona, ya que no son aparatos muy complejos, y sus procesos son completamente mecánicos.

Lavavajillas Edesa como funciona

La marca española se ha vuelto popular en los últimos años, por lo que han ganado muchos clientes y seguidores, gracias a un trabajo bien hecho. Te explicamos un lavavajillas Edesa como funciona, para que puedas hacer la correcta instalación en tu hogar del aparato:

Dependiendo del modelo, si el lavavajillas Edesa admite una toma de agua caliente, debes conectar la manguera al grifo del agua caliente, pero debes tener la precaución de que no reciba agua de la caldera por encima de los 60 grados centígrados.

La manguera se encuentra en la parte posterior del lavavajillas, debes conectar el tubo y apretar la tuerca de conexión, comprobando que la manguera está bien enroscada al electrodoméstico. Debe pasar por el hueco entre la pared y el zócalo inferior, par que no se aplaste ni quede demasiado tensada.

Antes de concetarlo a la corriente, lee la etiqueta de características, que suele estar en el borde superior de la puerta del lavavajillas Edesa. Recomendamos no quitar esta etiqueta, porque nos servirá en el futuro como guía de actuación. Y además tiene la información sobre el modelo del lavavajillas, que es importante si en algún momento vamos a contactar con un servicio técnico lavavajillas.

Es muy importante que el enchufe al que se conecta el aparato, tenga una toma de tierra, y que los diferenciales estén adaptados a la potencia del lavavajillas Edesa.

En cuanto a la superficie de colocación del suelo, es necesario que se instale sobre una superficie lisa y nivelada. Si no es posible, quite la tapa de las patas del lavavajillas para poder nivelar las patas hasta coneguir que esté nivelado el aparato. Asegñurate de que la parte superior del aparato está en contacto paralelo con la parte inferior de la encimera.

Después de instalar el lavavajillas, y antes del primer uso, es recomendable realizar un ciclo de lavado sin vajilla, cubiertos ni detergente, para eliminar el polvo que pueda haber dentro del aparato.

Lavavajillas Beko como funciona

Muchas personas están optando por comprar aparatos de esta marca, ya que gracias a sus precios bajos son muy asequibles. Sin embargo, a veces los manuales del producto no son lo suficientemente explicativos o detallados, por lo que te dejamos una guía rápida de uso, para entender un lavavajillas Beko como funciona:

Indicador luminoso del nivel de abrillantador: si se enciende la luz del indicador, es porque se está usando un ciclo que utiliza abrillantador pero no hay producto. Debemos rellenarlo con el abrillantador, para que el ciclo pueda continuar trabajando y se termine el lavado.

ON/OFF: Si está seleccionada la opción de OFF (apagado), todas las luces del aparato se apagarán. Para poder utilizarlo, debe ponersle el botón en ON (encendido), que a veces viene marcado con la señal de 1 en lugar de ON.

Selector de programas: Es un selector utilizado para poder, primeramente, encender el lavavajillas Beko y después seleccionar el ciclo de lavado que queremos usar.

Botón de media carga: si queremos ejecutar un ciclo de lavado con una carga baja, es decir, habiendo introducido poca vajilla, por motivos ecológicos y de ahorro es recomendable elegir los lavados de media carga, activando su botón después de usar el selector de programas. Esta acción nos es útil para ahorrar agua, energía y costes en nuestras facturas.
Botón de inicio: tras haber elegido el programa de lavado que deseamos, debemos apretar el botón de inicio, para que arranque el lavado. Si en cualquier momento decidimos pararlo, pulsando este botón conseguiremos el efecto de pausa, para por ejemplo, abrir la puerta del lavavajillas Beko antes de que termine el ciclo.
Indicadores LED de progreso: en los lavavajillas modernos existe este indicador, que nos informa de la fase de lavado en la que se encuentra el aparato, para poder hacer un seguimiento del progreso y saber cuándo terminará.

Otra información importante: después de terminar el lavado y los ruidos, no debemos apagar el lavavajillas Beko, ya que durante aproximadamente media hora, se encargará de desaguar y eliminar todo el agua que hay dentro del electrodoméstico. Hasta que el indicador de final no se encienda, no apague el lavavajillas.

Lavavajillas Bosch como funciona

Bosch está consiguiendo que el proceso de lavado de la vajilla sea cada vez más fácil, gracias a las mejoras que introduce en sus últimos modelos. Aún así, muchas personas se preguntan sobre un lavavajillas Bosch como funciona, y necesitan algunos consejos para poder utilizarlo correctamente y sacarle el máximo provecho.

Primeramente debemos comenzar con la recomendación de que NO es necesario prelavar la vajilla antes de introducirla en el lavavajillas. Esto no es ecológico, ni práctico ni necesario. En lugar de ello, utiliza un mismo trozo de papel con el que quites los restos grandes de comida, para todos los platos.

Si quieres conocer algunos truquitos sobre cómo aprovechar mejor el espacio del lavavajillas al llenarlo, debes saber que lo mejor es colocar las piezas con más suciedad en la parte inferior, en el último cesto. Esto es porque los brazos rociadores están abajo, como te hemos explicado anteriormente, y el último cesto está más cerca de ellos por lo que el agua le llegará con más fuerza.

Si vas a lavar piezas grandes como cacerolas y ollas, ponlas un poco inclinadas, para permitir que el agua no se quede almacenada dentro, si no que se pueda deslizar y caera al suelo del lavavajillas Bosch. Pero asegúrate que la posición es estable, y que no se caerá cuando le impacten los chorros de agua.

Para los cubiertos, conviene saber que los cuchillos deben colocarse con el mango hacia arriba, los tenedores con las puntas hacia arriba, y las cucharas también hacia arriba. Si tu modelo de lavavajillas Bosch tiene una bandejita de cubiertos situada en la parte de arriba, también puedes colocarlos ahí, de manera tumbada.

Es importante que los vasos se coloquen hacia abajo, para que al igual que con las ollas y cazerolas, evitemos que el agua se quede almacenada dentro, junto a restos de comida. 

Siempre que sea posible, te recomendamos utilizar la función ECO o ecológica, que incorporan todos los lavavajillas Bosch. Con esto ahorraremos agua, electricidad y dinero. Y las cantidades que uses de detergente y/o abrillantador deben ser las mínimas necesarias para que la limpieza sea correcta, evitando derroches inútiles. Estate atento al piloto que nos indique se ha acabado el tergente o el abrillantador, porque en ese caso deberemos reponerlos o de lo contrario, el ciclo de lavado no se realizará.

Al termianr el lavado, no es necesario que actives la función de secado, a no ser que tengas prisa. Con un rato dejando al puerta abierta, todo lo del interior se secará naturalmente y estará listo para que lo guardes en sus respectivos sitios en la cocina.

Como funciona un lavavajillas por dentro

Ciertamente, tras cerrar la puerta del lavavajillas y accionar el programa que da inicio al ciclo de lavado, perdemos las pistas visuales de qué es lo que ocurre y como funciona un lavavajillas por dentro, qué componentes participan y en qué momento...

Existen unos puntos interesantes de tratar y que no son muy complejos, te los explicamos a continuación:

La función del mecanismo de control

¿sabes como funciona un lavavajillas?Detrás de la puerta hay un panel de control, donde se encuentra un mecanismo de control que mediante un sistema electromagnético, activa y desactiva el cierre de seguridad de la puerta. Tras programar e iniciar el ciclo de lavado, el cierre se activa para evitar abrir la puerta durante el lavado por error. Y al terminar el ciclo, el cierre se desactiva.

Este mecanismo de control se rige por un temporizador que establece la duración de cada parte del ciclo y con ello gestiona el cierre y la apertura de la puerta. Algunos modelos de lavavajillas del mercado tienen también un sistema de cerradura de seguridad para evitar que los niños abran la puerta.

La válvula de entrada de agua es quién decide

La válvula de entrada de agua es la parte inteligente que controla que la bomba de agua vierta el agua en el momento y la cantidad correctos, dentro del lavavajillas. Esta válvula se abre y se cierra durante las diferentes partes del ciclo de lavado, permitiendo que el agua a presión pase por ella.

El impulso de la bomba de circulación

La bomba de agua o bomba de circulación, es un mecanismo activado por un motor eléctrico, que impulsa el agua desde hasta los brazos rociadores. Existen dos tipos de bombas de agua:

Un motor eléctrico acciona la bomba de circulación. Durante el ciclo de lavado, la bomba impulsa el agua hacia los brazos rociadores. Durante el ciclo de drenaje, la bomba dirige el agua hacia la manguera de drenaje. El conjunto de la bomba está montado debajo del lavabo, en el centro del lavavajillas. Hay dos tipos principales de bombas:

Las de giro unidireccional: son bombas que pueden impulsar el agua hacia solo una dirección, por lo que dentro del lavavajillas se necesitan dos: una para llevar el agua hacia los brazos rociadores y otra para desaguar el agua sucia.

Las reversibles: son bombas capaces de revertir el sentido de su giro, pudiendo ser una solución para que con una única bomba de agua, conseguir que el agua llegue hasta los brazos rociadores cuando es necesario, y después llevar el agua hacia el desagüe. 

Muchas personas están optando por modelos de lavavajillas portátiles, sobre todo en cocinas que tienen espacios reducidos y en auto caravanas incluso. Esta elección no cambia como funciona un lavavajillas por dentro, si no que se trata de una cuestión de espacio: son lavavajillas que tienen una parte superior que puede usarse como encimera si tenemos poca superficie de trabajo en la cocina. Y después de usarse, pueden moverse hacia un rincón, si se necesita liberar espacio. Se conectan al grifo y al desagüe de manera fácil permitiendo una conexión rápida cada vez que se necesitan usar.

Mientras que los lavavajillas más convencionales, que son los de instalación fija, se colocan debajo de una encimera existente, debajo del fregadero de la cocina. Así se aprovecha para que el desagüe se conecte al desagüe del fregadero y ahorrar en tuberías y espacio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Call Now Button
Abrir WhatsApp
Contactar por WhatsApp
o escanea el código
Consúltanos sin compromiso, te explicaremos cómo trabajamos. Llámanos, escríbenos o reserva online.